El pin parental otra tragedia griega a la española.

"La moral es la ciencia que enseña, no cómo hemos de ser felices, sino cómo hemos de llegar a ser dignos de la felicidad" (Immanuel Kant)

Imagen gentileza de Pixabay

Ya se armó la traca de nuevo entre rojos y azules, ahora a cuento de un nuevo concepto (mira que les gusta tocar los cojones con palabrejas de nuevo cuño) el "pin parental". Bueno, esta ideita de VOX en un principio puede hasta parecer razonable, pues consiste en hacer partícipes a los padres de la educación de los hijos, pero claro ¿que ocurre cuando los padres tengan colgado un poster de Adolfo Hitler o de Josef Stalin en el salón?, a veces el colegio sirve para sacar liberar a los niños de la intolerancia paterna, o de la indeferencia; ¿que soy duro con los pobres padres?. Yo también lo he sido y en los años noventa una profesora de mis hijos me comentó que algunos compañeros de ellos se dormían en clase porque sus padres les permitían tener una televisión en su cuarto y se quedaban viendo Crónicas Marcianas hasta la madrugada, luego les montaban un escándalo a los profesores por el bajo rendimiento escolar de sus hijos. Es la puñetera realidad, esta sociedad hace mucho tiempo que ha perdido el norte en cuanto a lo que educación se refiere. 

Puedes aplicar toda clase de pin parental, pero luego vendrá la calle para enseñarle a tu hijo lo que no vea en el cole ni en casa, la única manera de de que aprenda a ser una persona recta y de principios es con aquellos que los psicólogos llaman "la conducta aprendida", es decir, tu le dices a un niño que fumar provoca cáncer y que es muy malo y acto seguido te compras un paquete de Camel y estás forjando un fumador de la hostia.

Y se han dicho barbaridades, cómo "No podemos pensar que los hijos pertenecen a los padres" perla cultivada por por Isabel Celaá (Platón ya planteaba esto en su más famosa obra "La República"), pero meda que Celaá no va por corriente filosófica, sino por demagógica.

También creo que hay mucha tontería en los movimientos progresistas, temas como el sexo está bien que dejen de ser tabú, pero cada día que pasa hay menos formación en humanidades y eso no es bueno, un niño que no aprende valores será un adulto preso del consumismo y de la banalidad. Veo mucha hipocresía en este debate, por una parte hay que tener mucho cuidado con tocar ciertos temas delante de una audiencia infantil, y por otro lado es cierto que se debe educar en la tolerancia hacia los que tienen distintas tendencias. En la antigua Grecia o Roma no pasaba eso, no necesitaban pin parental, y les llamamos antiguos.

Samuel Corinto

Comentarios

Entradas populares