Afganistan y el feminismo

En Afganistan han ejecutado a una mujer mediante la lapidación y no contentos con ello difunden las imágenes por las redes sociales.

Imagen gentileza de Wikipedia. Autor News Oresund
Imagen gentileza de Wikipedia. Autor News Oresund 


"Prefiero rodearme de personas que revelan su imperfección, en lugar de personas que falsifican su perfección"(charles f glassman) 


Así de terrible, esto de hoy no tiene nada de satírico, porque el drama es terrible y no es un caso aislado, sino una costumbre implantada en culturas que desprecian la vida del ser humano en favor de las leyes dictadas por un Dios al que nunca conocieron ni que jamás dió prueba de su existencia.

Yo respeto las creencias de los demás, pero esto tiene un límite y hoy en día está de moda la “tolerancia” con todo los que rodea al Islam. No todos los musulmanes son fanáticos, yo conozco algunos que están integrados en nuestra cultura y a la vez respetan sus costumbres, pero en países como el empobrecido Afganistán o la opulenta Arabia Saudí la mujer es un ser humano carente de derechos y sometida al hombre, no lo digo yo, es una realidad constatable.

Y no veo cánticos de “El lapidador eres tu”, porque el feminismo es izquierdista y anticlerical y claro, lo musulmán mola. ¿A que no hay cojones de ir a un país árabe a montar una coreografía? digo cojones porque es un término que emplean muchas mujeres en el lenguaje cotidiano, a pesar de la reestructuración absurda del mundo que se pretende hacer.

Voy a ser crudo en la descripción: ser lapidada es morir a pedradas lanzadas por una multitud poseída por sed de venganza contra quien creen que ha profanado su sagrado credo. ¿Te imaginas lo que debe doler pedrada tras pedrada hasta que pierdas el conocimiento? y después llegará el último rufián para rematarla con una roca y se sentirá satisfecho de ver a esa pobre criatura destrozada y ya inerte.

Y a ésta pobre sí que le robaron la infancia, de seguro que le asignaron marido cuando ya era una niña y su modo de vida era el de una esclava, ya fuese al servicio de padre, hermanos y después marido. Terrible, y así viven millones de mujeres.

La mujer no es más que el hombre imperfecto“ lo dijo Averroes, un gran filósofo del califato cordobés, en ésa época los cristianos y muchas otras creencias pensaban igual, el problema es que mientras que en occidente, aunque tarde, hemos dado a la mujer el papel que se merece (al menos jurídicamente) en otras sociedades como las islámicas, prevalece la ley de que “la palabra de una mujer vale la mitad de la de un hombre” y en la práctica por desgracia nada.

¿Donde estáis feministas que no os veo salir en tropel a protestar? ¿no vale la vida de éstas mujeres nada? veo mucha hipocresía y cobardía, insultar a un cura sale gratis, pero darle caña a un Imán ya es otra cosa, que se pueden cabrear las turbas moriscas y perseguir a las feminazis y además no mola; “alianza de civilizaciones” pues aquí la tenéis: sellada con una lapidación. Que venga Zapatero y lo explicará de forma convincente.

Me despido con un soneto de Quevedo dedicado a ésta mujer, aunque yo no soy creyente, espero estar equivocado y exista un cielo que la espere y le procure felicidad eterna.

“Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra, que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora, a su afán ansioso linsojera;

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa;

Alma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrán sentido.
Polvo serán, mas polvo enamorado” 


Enlaces relacionados con el post:

Lapidan a una mujer hasta la muerte en Afganistán.



Comentarios

Entradas populares