Coronavirus ya llegó

Imagen propiedad de republica.com a la cual está debidamente enlazada
Imagen propiedad de republica.com a la cual está debidamente enlazada

A la hora en la escribo éste post ya existe un caso confirmado de coronavirus en Sevilla, con lo que son ya diez casos en toda España (de momento)


“La enfermedad hace a la salud buena, el hambre a la hartura, el cansancio al descanso.” (Heráclito de Efeso).


No soy médico ni pretendo saber demasiado ni de enfermedades ni de medicinas, porque la experiencia me dice que el que juega a ser galeno sin pasar por la facultad termina jugando la partida en “el traje de madera”

Pero dada la expectación que ha producido la pandemia del dichoso coronavirus, si que he estado expectante a las noticias y he escuchado alguna que otra tertulia sobre el tema, en la que han participado doctores especialistas en la materia.

Además, tengo un amigo que trabaja en una empresa internacional que tiene sedes en muchos países, entre ellos China. Según me cuenta un español que conoce y allí vive lleva más de dos semanas aislado y le dice que no cuentan ni la mitad de lo que ocurre, al parecer hay casi cinco millones de personas que no pueden regresar a su hogar por las ciudades aisladas por la cuarentena. Esto parece ya una de zombis.

Pero por otro lado, resulta que la gripe común deja muchos más muertos al año que el puñetero coronavirus y no parece importarle a nadie. No es que de igual la pandemia no declarada todavía, pero no pienso ir a la farmacia a por mascarillas (o donde las vendan) porque no hay peor enfermedad que vivir con miedo.

Este coronavirus comparte con el hecho de ser gilipollas que en ninguno de los dos casos hay pastilla que pueda curar el mal, aunque se tienen grandes expectativas para que se desarrolle una vacuna para el coronavirus, pero para los gilipollas deberán pasar miles de años hasta que la ciencia encuentre remedio.

Ya le ha jodido el carnaval a los venecianos y a puesto a Italia como lugar no aconsejable para viajar, el país con forma de bota es el primero en sufrir una alerta de esas magnitudes en Europa, pero no será el único. El bicho se escapó y se multiplicó y ya es imparable, ahora la palabra “hacerse viral” cobra de nuevo su significado original, ya no es cuestión de postureo fotográfico ni de videos llamativos en redes sociales, ahora es cuestión de fiebre y tos (y acojonamiento grave en todo caso).

Mientras preparábamos las uvas para las campanadas el pasado 31 de diciembre, las autoridades chinas advirtieron de que algo no marchaba bien, porque tenían pacientes con afecciones pulmonares que no respondían a ningún tratamiento y empezaban a estar acojonados. Las campanadas ya anunciaban un año con pandemia.

Y a las puertas de marzo el coronavirus ya recorre el mundo entero porque es más pegajoso que el estribillo de la “Macarena” de Los del Río. Pero me tranquiliza saber que en la mayoría de los casos es una afección leve y le ocurre lo que a todas las enfermedades parecidas a ella, que existen grupos de riesgo para los que sí es una tragedia, algunos de los fallecidos son ancianos que superan los 80 años y por desgracia a esa edad te puede llevar por delante un resfriado mal curado.

Y para más inri, los pobres chinos que viven en otros países han empezado a sentir la discriminación, como si tener los ojos rasgados fuese un síntoma, bueno los chinos y cualquier persona con aspecto asiático (yo tenía un amigo apodado “el chino” lo debe de estar pasando mal, aunque es natural de Jaén).

A Los Morancos les está cayendo la del pulpo por tener la ocurrencia de hacer algunos chistes con el coronavirus (ahora Dani Mateo podría repetir lo de sonarse los mocos con la bandera) hemos perdido el sentido del humor, vamos camino de judicializar la risa.

No intento hacer broma con una enfermedad, sino ironizar un poco con la paranoia que se ha creado, según un experto que escuché en la radio, en caso de contagiarnos lo más probable es que los síntomas sean en todo caso similares a un resfriado (creo recordar que dijo que el resfriado común, que también es incurable es producido por otro coronavirus) osea que es un resfriado tuneado.

Pues yo el resfriado lo suelo combatir con Jack Daniel's servido sin hielo y en chorro largo.


Enlaces relacionados con el post:

Señoras y señores el Coronavirus Times última hora:

La gripe lleva más peligro que matarle el perro a Jhon Wick

Especial para los amantes de las conspiraciones

Cosas que preguntar sobre el hijoputa del coronavirus

El coronavirus de los cojones para los amantes de los mapas



Comentarios

Entradas populares