Carmen Calvo y olé

Carmen Calvo elige un hospital privado en lugar de acudir a la sanidad pública.


Fuente de la imagen: www.eldiario.es, a quienes les agradezco esta maravilla, abajo encontrarán el correspondiente enlace
Fuente de la imagen: www.eldiario.es, a quienes les agradezco esta maravilla, abajo encontrarán el correspondiente enlace

A escogido la clínica Ruber Juan Bravo “para ser tratada de una infección respiratoria”

“Nada puede ir bien en un sistema político en el que las palabras contradicen los hechos" (Napoleón Bonaparte)


Lo primero es desearle una pronta mejoría a Carmen Calvo, que seguro que está en buenas manos, porque ha elegido una estupenda clínica para reponerse de de sus dolencias y realizarse las pruebas para detectar si está contagiada del puñetero coronavirus.

Dicho esto, es preciso recordar que Carmen Calvo ha llegado a atribuir al PSOE la creación de la seguridad social (adjunto enlace) y que parecía estar muy orgullosa y segura de la sanidad privada, pero a primeras de cambio se ha puesto de lado de los potentados para paliar sus males.

Esta señora que ostenta el cargo de ministra de la Presidencia y relaciones con las Cortes y de Igualdad (los nombrecitos parecen sacados de la edad media) no es nueva en ésto de la política, forjada en la Andalucía del “voto cautivo” dio el gran salto a la política nacional cuando en 2004 fue cabeza de lista por Córdoba para el congreso de los diputados y perteneció a la corte del faraón José luís Rodríguez Zapatero, pasando por altos cargos, como el de ministra de cultura y la vicepresidencia del Congreso de los Diputados.

Y no pasa desapercibida, sus frases lapidarias dejan una huella imborrable, acuñó maravillas de un gran calibre como “el dinero público no es de nadie”
o “yo he trabajado en el sector privado, soy funcionaria pública”.

Irresistible ¿no creen? es la cadena de transmisión del zapaterismo con el sanchismo, que tienen la maldición de las plagas encima a Zapatero le tocó el desastre económico de La crisis de las hipotecas subprime, comenzó negando la crisis y acabó ahogado en ella, mientras hacía experimentos con el estado, las aguas de la recesión le inundaron el laboratorio y se fue por el sumidero junto con su corte y con Carmen Calvo.

Pero la perla ha regresado de la mano de Pedro Sánchez y como no podía ser menos arengó a las masas a acudir a las calles el ocho de marzo, con una Italia invadida ya por el coronavirus y una españa en la que ya había mucha gente incubandolo, machete al machote, con virus o sin virus y las hordas invadieron las calles, a pesar de que muchas mujeres no acudieron porque ya empezaban a dar miedo las noticias que llegaban de China y de Italia.



Y enmedio de aquel ambiente festivo has Susana Griso animaba a salir a la calle a pesar del coronavirus:






Resultado: Madrid es la región con más afectados y con más víctimas, no creo que haya que ser un eminente epidemiólogo para asociar las multitudes apretujadas con el contagio masivo, también contribuyó VOX con su mitin-contramanisfestación (al menos pidieron perdón) y los eventos deportivos y de otra índole que se celebraron a pesar de que ya se sabe de que el gobierno estaba advertido y de en Alemania ya pedían la suspensión de las manifestaciones.

No es hora de reproches, pero cuando esto pase cada palo que aguante su vela y Carmen Calvo, que a pesar de haberse “tirado de los pelos” con Irene Montero por ver quién era más feminista contribuyó de buen grado a que la gente hiciera todo lo contrario de que debieron hacer: tomar medidas y dejar las manifas para después.

Pues, éso que ahora Carmen Calvo seguirá defendiendo la sanidad pública, aunque sea desde una clínica privada.

Pues desde aquí le deseo pronta mejoría, a ella y a todos los afectados y le dedico este soneto de la inolvidable Gloria Fuertes:

La pata desplumada,

cua, cua, cua,

como es patosa,

cua, cua, cua,

ha metido la pata,

cua, cua, cua,

en una poza.

-¡Grua!, grua , ¡grua!

En la poza había un Cerdito

vivito y guarreando,

con el barro de la poza,

el cerdito jugando.

El cerdito le dijo:

– Saca la pata,

pata hermosa.





Enlaces relacionados con el post:

La pública para todos, la privada para mi

En la Ruber mola más la habitación

Un poquito de por favor

Y que viva la sanidad pública (beban agua de la fuente, que yo traigo botella)

Enlace a la imagen de portada






Comentarios

Entradas populares