Estoy contigo presidente

Sin que sirva de precedente, estoy contigo presidente.



Foto mangada y recortada descaradamente de TVE (para algo pago impuestos)
Foto mangada y recortada descaradamente de TVE (para algo pago impuestos)


"Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor" (Winston Churchill)



Hoy no voy a poner enlaces, salvo el discurso. No escribo este post para dar caña al mono, estoy sorprendido.


Pedro Sánchez ha estado a la altura de las circunstancias en un momento tan difícil como el  que vivimos, y me consta que ha tenido que lidiar con varios toros a la vez (a pesar de ser antitaurino). Meter en cintura al “Coletas” al Torra y al Lehendakari no debe de haber sido fácil, pero a buen seguro que se ha sentido respaldado por una oposición que se ha ganado un lugar, salvo algunos matices, se han puesto a su disposición y creo que la ”diplomacia” extraparlamentaria habrá hecho su trabajo para tejer una complicada red.


El caso es que ayer por la noche, tras los aplausos multitudinarios en toda España a los trabajadores de la sanidad (sospecho que el momento estaba perfectamente medido) 
Pedro Sánchez compareció ante los medios con un discurso impecable.


Lógicamente ésto no es fruto de su brillante talento, sino de una maquinaria que se puso en marcha unos días antes y que concluyó de esa manera. 


Como no podía ser de otra manera, los nacionalistas ladraron, pero es parte del pacto, acato las órdenes, pero déja que me asome al balcón de mi condado para decir que yo no tengo Rey. Todo cuento, la Rahola escupiendo en Twitter y las turbas nacionalistas aplaudiendo a los sanitarios como todo Dios, aquí no hay moros y cristianos, en una esquina del cuadrilátero está el puto coronavirus en la otra los del termómetro.


Las calles desiertas y gente que cambia de acera si tiene que salir y se cruza con alguien, es el apocalipsis menor, el desierto del pánico, el horizonte sin final de un mar tenebroso. Joder, voy a dejar la épica que voy a terminar por ponerme una sotana.


Ya lo decía el Makinavaja “Ziempre tiene kabé un gilipollas” y llamó al timbre Ortega Smith, con lo guapo que estaba callado y el terreno que había ganado Abascal dejando de lado el partidismo para ponerse junto con el PP y Ciudadanos al servicio del país, no se le ocurre otra cosa que colgar un vídeo en las redes sociales hablando de “anticuerpos españoles y virus chinos”, joder Ortega, poner de acuerdo a Loquillo y a la Embajada China tiene su mérito, hay que reconocerlo, pero me parece que has dejado escapar por el sumidero un puñado de votos.
Te sugiero que cuando puedas ver a Abascal tras la cuarentena le grites ¡¡¡Santiago y cierra España!!! Bueno, recupérate y regresa pronto para darnos tardes de gloria.

El caso es que un jodido catarro ha conseguido meter en su casa a millones de personas y cambiar la vida de la gente, es una pandemia con muy mala leche que se ceba con los más débiles y está marcando un antes y un después, tras las Torres Gemelas y las guerras posteriores es el segundo acontecimiento del siglo XXI que quedará en la memoria colectiva, ya tenéis algo que contar a vuestros nietos el día de mañana chicas y chicos.


No suelo escribir los fines de semana, porque mi religión me prohíbe hacer esfuerzo alguno, salvo que no sea para irme de fiesta y empinar el codo, pero hoy merece la pena pecar para decir de nuevo:


Sin que sirva de precedente, estoy contigo presidente.



(Mañana ya será otro día)


Enlace relacionado con el post:






Comentarios

Entradas populares